Seleccionar página

He estado unos días de vacaciones en Nápoles y he vuelto enamorada de esta ciudad. Si tuviera que definir Nápoles con una palabra, sin duda, sería: exceso. Exceso en el ruido, en la comida, en la suciedad, en su arquitectura, en su Historia, en la vida y hasta en la muerte. Pero este exceso no abruma, acompaña, integra. Una callejuela umbría sucede a plazas y palacios desmesurados en franca vecindad, es igual de fácil sentirse vecino en uno o en otro. Encuentro en la ciudad una extraña armonía en su anarquía, sometida únicamente a los ritmos de la vida. Familia, amigos, vecinos, turistas, se rozan constantemente en espacios grandes o pequeños respetando la prisa o la calma del otro. En el caos aparente del tráfico puedes ver que nadie se molesta en realidad, cada uno va exactamente allí dónde quiere ir. Me he sentido muy a gusto en esta ciudad, absolutamente natural, sin artificio alguno, como de otro tiempo. ¡Volveré!

En palabras de Erri de Luca “nacer y crecer en esta ciudad agota el destino: vaya uno donde vaya, ya lo ha recibido como dote, mitad lastre, mitad salvoconducto”. Sin duda esta ciudad marca una impronta al que la vive.

Os dejo un pequeño reportaje fotográfico sobre Nápoles y aprovecho para presentaros a una cooperativa muy especial que custodia un legado inmortal. Me impactó mucho la labor social y artística del Rione Sanitá. Supe de su existencia en la visita a las impresionantes catacumbas de San Gennaro y San Gaudioso, donde unas jovencitas encantadoras, además de guiarnos por sus galerías, nos contaron con orgullo la labor de esta Fundación. Este barrio de Nápoles, donde se concentraban las necrópolis de la ciudad es un lugar con una historia complicada, plagada de dificultades de las que ha sabido sobreponerse gracias a iniciativas que han promocionado la cultura y el arte como medio eficaz contra la pobreza, la marginalidad, el paro y otras situaciones de exclusión. Os lo cuento en este post porque me parece maravilloso que a través del arte, la historia y la creatividad se pueda transformar el mundo, una ciudad o sus barrios. Un modo de colaborar con esta extraordinaria iniciativa, además de la donación, es con arte. Mediante compra o donación de obras de arte, pero también aportando tu creatividad de mil y una formas. Mira en su web las iniciativas realizadas, seguro que puedes aportar muchas ideas. Es bonito saber que la esperanza siempre se abre paso. ¡Enhorabuena por creer!

Artistas y creativos: il Rione Sanità ¡os espera!

¡Feliz verano y disfrutad mucho de las vacaciones!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies